Estaréis de acuerdo conmigo que no hay nada que envejezca más que una mirada cansada y apagada. El contorno de ojos es la zona más sensible de nuestro rostro y dónde primero se refleja el cansancio, nuestro estado de ánimo y la primera en manifestar la sensibilidad y deshidratación de nuestra piel.
El primer paso y fundamental para un correcto cuidado es la LIMPIEZA. Aunque no nos maquillemos. Así eliminaremos todas las impurezas acumuladas durante el día (polvo, polen, contaminación…¿Cómo? Con un desmaquillante específico para esa zona. Empapar con él un disco de algodón y presionar durante unos instantes con el párpado bien cerrado y con suaves movimientos circulares en el sentido de las agujas del reloj eliminar los restos de maquillaje. Después desde la parte superior del párpado hasta el final de las pestañas, terminando debajo del ojo, de dentro hacia fuera. Conviene repetir hasta que el algodón salga limpio. ¡Y ya tenemos la piel preparada para aprovechar al máximo el tratamiento!

Cuándo debemos empezar a usar contorno de ojos?

La zona del contorno de los ojos es 5 veces más fina que la del resto de la cara, su capa hidrolipídica pobre y con pocas fibras de colágeno y elastina. Por eso es una zona muy propensa a la deshidratación y a la aparición de arrugas de expresión…tenemos nada menos que 22 músculos periorbitales en continuo movimiento!!.Por eso es recomendable empezar a usar contorno de ojos a partir de los 25 años.

Por qué no podemos usar la misma crema para todo?

La crema para el contorno de ojos tiene que estar formulado específicamente para esa zona porque:
-la zona del lagrimal tiene un pH de 7 mientras el resto de la cara es de 5.5, por lo que si aplicamos una crema facial en esa zona causará irritación.
-tiene que tener bajo contenido en grasas pues al ser tan fina la piel podrían provocar la aparición de bolsas. Por eso no se debe aplicar en los párpados.

Cómo lo debemos aplicar?

El contorno siempre hay que aplicarlo siguiendo el hueso orbicular, del interior al exterior del ojo, con el dedo anular, dando pequeños toques para activar la microcirculación sanguínea y linfática que favorecerá la eliminación de toxinas.

aplicar-crema

Qué activos debe contener un contorno de ojos?

  • Sustancias nutritivas e hidratantes para evitar la deshidratación y la aparición de arrugas: manteca de karité, aceites vegetales de espino amarillo, jojoba, cáñamo, oliva y ácido hialurónico.
  • Activos antiarrugas y reafirmantes para estimular la formación de colágeno: proteínas de trigo, de soja,de arroz, aceite de rosa mosqueta…
  • Sustancias antioxidantes y regeneradoras: vitaminas E y C  anti-radicales libres, extractos de granada, uva y aloe vera.
  • Astringentes, descongestivos y drenantes, que estimulen la microcirculación: hamamelis, caléndula, manzanilla, eufrasia , castaño de Indias, cafeína. Es una zona poco vascularizada, por lo que es propensa a la acumulación de líquidos y toxinas y por lo tanto a la aparición de bolsas y ojeras.

Nuestra recomendación…

  1. Lifting Sérum Contorno de Ojos de Natura Sibérica: reduce bolsas y ojeras a la vez que proporciona un efecto lifting gracias al complejo de péptidos y fosfolípidos naturales de arroz, algas, trigo y ácido hialurónico.
  2. Contorno de Ojos Anti-edad de Mádara: excelente tratamiento antiarrugas y antioxidante, gracias al complejo reparador Galium 7 y con efecto iluminador.
  3. Contorno de Ojos Age Protection de Logona: con aceite de espino amarillo y de pepitas de uva antiarrugas, extracto de bambú reafirmante y extractos de eufrasia y caléndula calmantes.
  4. Sérum Contorno de Ojos de Yeidra: regenerador y antioxidante, con aceite de rosa mosqueta, jojoba, cáñamo y oliva, extracto de granada e hidrolatos de eufrasia y tila calmantes y descongestionantes.
  5. Sérum Hidratante Contorno de Ojos Swiss de Natura Sibérica. el aceite de jojoba, las proteinas de trigo, el aloe vera, el agua de lavanda y el ácido hialurónico restauran toda la hidratación a esta delicada zona.
  6. Contorno de Ojos Ginseng Siberiano, con aceites de lino y escaramujo, proteínas de soja y arroz y extractos de manzanilla y melisa que hidrata y revitaliza a la vez que trata ojeras y bolsas.

contornos-ojos

Como para todo, es importante descansar las horas necesarias y llevar una dieta equilibrada que incluya alimentos ricos en  luteína y zeaxantina, carotenoides antioxidantes con un papel muy importante en la función ocular, protegiendo del daño oxidativo. Están no sólo en las zanahorias, sino también en las espinacas, col rizada, yema de huevo y maíz.

¡¡Y que tu mirada lo diga todo de ti!!