Hoy os hablamos de una marca que en Verum Natura nos encanta: Amapola Biocosmetics. Cosmética natural basada en las plantas medicinales de la zona mediterránea que cada día nos gusta más, por muchas cosas: saben donde van, afrontan retos, cuidan lo que se ve y lo que no se ve, se nota que es un producto hecho con amor… En fin, como a nosotros nos gusta llamarla, una “cosmética de autor”.

Sin embargo, destacamos sobre todo el valor que tiene nacer como proyecto en un momento en el que muy poco se sabía de la cosmética bio. Amapola empezó elaborando de una manera muy artesana. Y finalmente, afrontaron el reto de ser pioneros en el sector de la cosmética eco, y eso… ¡ya es mucho!.

Pioneros

Se puede decir que fueron de los primeros artesanos hace ya 12 años con su Taller Amapola ubicado en San Cristóbal de Segovia (hoy tienen tienda también en Barcelona). Era un momento en el que la cosmética natural era la gran desconocida, y pueden presumir de haber conseguido que este tipo de productos naturales para el cuidado de la piel se haya popularizado y llegado a multitud de hogares.

Cuando el Taller se quedó pequeño…

Abandonaron el nombre de Taller Amapola para crecer como Amapola Biocosmetics, nombre bajo el que se comercializa toda una gama de productos de cosmética ecológica elaborada con fórmulas sencillas y a la vez altamente efectivas, gracias a su alto porcentaje de principios activos. Las plantas son la base de sus formulaciones, extractos y aceites vegetales procedentes de cultivos ecológicos, sin conservantes ni colorantes artificiales y por supuesto; sin derivados el petróleo ni ingredientes sintéticos.

Y este mismo año han construido  una nueva casa-laboratorio, dotada con las últimas novedades de construcción sostenible y de mínimo consumo energético, siguiendo, cómo no, sus principios de respeto al medio ambiente y sin salir de su entorno rural en San Cristóbal de Segovia.

Desde Verum Natura sabemos muy bien que en esto no ha habido más truco que trabajo, trabajo y trabajo… Y es que no ha habido feria especializada a la que hayamos ido en la que no nos hayamos encontrado con Ana. Y es que cuando se conoce a Ana Isabel de Andrés, encontramos encarnado el alma de Amapola. Ana, farmacéutica y cosmetóloga, es una mujer que siempre está aprendiendo, innovando y enseñando su sabiduría. Y para esto hace falta una buena base de conocimiento galénico y de nuestra piel, para poder evaluar y entender lo que un cosmético convencional puede tener de tóxico y nocivo para la salud. Y si a alguien le sobra ese conocimiento, esa es Ana.

amapola-biocosmetics

 

Amapola Biocosmetics es una línea de cosmética, para toda la familia, verdaderamente natural basada en las propiedades de las plantas medicinales del mediterráneo. Este tipo de cosmética ofrece enormes ventajas para la salud de la piel, ya que fortalece y mejora las funciones epidérmicas gracias a los principios activos de las plantas. Como no puede ser menos, todos estos productos cuentan con la certificación Bio Inspecta (Bio Vida Sana) y si te dejas cuidar por ellos, al poco tiempo la piel resplandece y se nota que ha sido “alimentada”.

Extrayendo lo mejor de las plantas…

Quienes tenemos niños más de una vez les hemos “pillado” arrancando flores para echar en agua y mezclar. Y todo en aras de obtener un “dudoso” perfume. En definitiva, lo que nuestros niños hacen no es más que un intento de maceración. Simplificando mucho para que cualquiera pueda entendernos y disfrutar de la cosmética bio; diremos que es un proceso artesanal por medio del cual obtenemos lo mejor de un sólido gracias a la acción de un líquido. Así se consigue que los principios activos liposolubles de las plantas pasen al aceite que más tarde se utilizará como base de la formulación de los bálsamos y lociones.

 

aceite-de-hipérico

En Amapola Biocosmetics utilizan este proceso para obtener los extractos de plantas como la caléndula, la manzanilla… y el que más nos gusta para este verano: el hipérico. Su aceite lo utilizan para fabricar la leche corporal de hipérico, para la que maceran las flores de la hierba de San Juan (hipérico) en aceite de girasol de primera prensada en frío y ecológico.

Recomendamos esta línea especialmente en este tiempo en el que exponemos nuestra piel más al sol. El hipérico es antiséptico, cicatrizante  y posee una agradable acción balsámica sobre la piel enrojecida…así que, a qué esperas? ¡¡No encontrarás un after-sun más natural!!