A estas alturas de la temporada nos suele parecer que hace mil años que nos despedimos del verano y aún quedan otros mil para que llegue el buen tiempo. Suele ser el tiempo de “manta y peli”, pero desde Verum Natura os animamos también a que sea tiempo de “Mid Season Care”.

La única manera de despedirse del bonito bronceado estival y dar la bienvenida a una tez más pálida, pero suave, limpia, cuidada y luminosa; es ir acompañando el “doloroso” proceso de decir adiós al bronceado con exfoliación, hidratación y un extra de vitamina C.

Preparada? Pues sigue estos sencillos pasos:

1. No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy. Esta misma noche deberías dedicar unos minutos a mimar tu piel. Empieza por una exfoliación profunda de cara, escote, cuerpo y manos. Recuerda que la mejor herramienta la tienes en la mano, y puedes acompañar el producto de movimientos enérgicos y circulares. La exfoliación o peeling se denomina al proceso de eliminar la capa superficial de células muertas de la piel mediante diferentes mecanismos, a la vez que estimulamos la renovación epidérmica. Esta exfoliación puede hacerse por abrasión (en esta técnica estarían todas las texturas “de bolitas”) o bien puede hacerse una exfoliación química (cuando aplicamos una sustancia que ablanda y disuelve las células córneas).

2. Repetir, repetir y repetir. Recuerda que “una flor no hace primavera” y que si no repites el proceso durante varios días no verás resultados. Durante el verano, la piel se engrosa como mecanismo de defensa y sufre por el exceso, sobre todo, de luz solar. Al exfoliar, estamos retirando poco a poco esas células queratinizadas, para descubrir una nueva capa luminosa y saludable.

exfoliante-facial

3. El agua es vital. Hidratar “por dentro y por fuera” es fundamental. Después de la exfoliación  es importante elegir un buen producto hidratante adaptado a nuestro tipo de piel. Recuerda que la piel tiene poros por los que pierde agua, por ejemplo; cuando sudamos. Sin embargo, el proceso inverso es imposible, no somos permeables… ¿te imaginas?…. La solución: beber al menos, dos litros diarios. Verás que bonita se pone tu piel. A esto debemos añadir un buen producto, y recordamos que una buena hidratante debe respetar nuestro factor de hidratación natural, contener sustancias emolientes y humectantes que retengan el agua de la epidermis; una hidratante debe estimular la producción de colágeno y ceramidas y contener activos protectores frente a la oxidación y agresiones medioambientales.

4. Vitamina C… ¡hasta en el alma!!!!. El mejor energizante para la piel es la vitamina C. Un buen serum o mascarilla enriquecido con esta vitamina hace que la piel luzca mucho más luminosa. La vitamina C, al igual que ocurre con el agua, es ideal también ingerida. Así, ¡no olvides incluir en tu dieta frutas y hortalizas frescas! Y poniéndonos un poco más técnicos, os contamos que la vitamina C interviene en la síntesis de colágeno, reduce la producción de melanina (aclara manchas) y, como potente antioxidante que es, reduce los radicales libres. La penetración transdérmica de la vitamina C está demostrada, sobre todo si está en concentraciones altas (10-20% de ácido L-ascórbico). Por si fuera poco, favorece la cicatrización, convirtiéndose en el aliado perfecto para ayudar a la piel después de una buena exfoliación.

vitamina-c-piel

 

5. No abandones tu protector solar. En el otoño todavía tenemos días con la radiación solar alta y debemos protegernos para evitar el fotoenvejecimiento y futuras manchas.

6. Añade a tu dieta frutos secos  que aportan gran cantidad de minerales como Mg, Fe y K , frutas y hortalizas como el kiwi, la granada, los frutos rojos, el brócoli o el kale, muy ricas en vitaminas y antioxidantes. Y como complemento ideal en esta época, la jalea real, un regalo de la abeja reina cargado de vitaminas, sobre todo del grupo B, minerales y aminoácidos que a la vez que nos equilibra, nos aporta la dosis de energía extra que necesitamos, tanto nosotros como nuestra piel.

cuidado-piel-otoño

 

 Nuestra selección de cosméticos bio que te ayudarán…

 

cuidado-facial-otoño

  1. Exfoliante Facial Oil To Milk de Mádara Cosmetics, perfecto para las pieles más sensibles por la suavidad de su fórmula.
  2. Mascarilla Peeling Iluminadora de Mádara Cosmetics, que libera la piel de células muertas gracias a los suaves AHA  procedentes de frutas.
  3. Exfoliante Facial Iluminador de Naobay, relación calidad-precio inmejorable, suave y eficaz.
  4. Limpiador Exfoliante Enzimático de Nourish Skincare, todo un 3 en 1 que hace que tu piel se ilumine día tras día.
  5. Mascarilla Rehidratante Intensiva SOS de Mádara Cosmetics, la cura de hidratación que todas necesitamos en algún momento.
  6. Aceite Iluminador Reafirmante Radiance de Nourish Skincare, hidrata y revitaliza la piel gracias a su única combinación de aceites regeneradores y extracto de algas de acción reafirmante.
  7. Sérum Facial Radiant Energy de Mádara Cosmetics, 9 aceites vegetales puros cargados de antioxidantes y ácidos grasos esenciales ideal para pieles cansadas y apagadas.
  8. MOA Afrodite Facial Oil de Magic Organic Apothecary, fórmula “mágica” hidratante, regeneradora y antimanchas.

 

En conclusión: exfoliar, hidratar y aportar un extra de vitaminas y antioxidantes con los mejores cuidados naturales y saludables para disfrutar del otoño con una piel renovada y cargada de energía!!