Protegerse del sol es importante pero no a cualquier precio. ¿Sabes la importancia de utilizar protectores solares naturales? ¿Qué ventajas tienen sobre los filtros químicos?

La Semana Santa ya está aquí, y parece que viene con buen tiempo, o eso esperamos. Seguro que pasamos más tiempo al aire libre, ya sea en el campo,en la playa o simplemente paseando por tu ciudad, descubriendo rincones que no conocías. En cualquier caso hay algo que no debe faltar en nuestro neceser: el protector solar. Y no vale rescatar del fondo del cajón el del verano pasado pues, si es de los que lleva filtros químicos  pierden su efectividad con el tiempo y si lo comprasteis de cosmética natural llevará filtros físicos que son muy estables pero al llevar de base aceites vegetales se han podido enranciar.

¿Por qué tenemos que protegernos?

Necesitamos el sol para vivir. Favorece la síntesis de vitamina D, en pequeñas dosis es bueno para la piel y hasta nos sube el ánimo. Pero si lo tomamos en exceso es muy perjudicial. Dependiendo del fototipo de piel de cada uno (I-VI) soportaremos más o menos tiempo de exposición. La radiación solar tiene varios tipos de ondas, pero  las que nos van a interesar por su efecto en nuestra piel son las ultravioleta:
Rayos UVA: responsables pigmentación de la piel, penetran hasta capas más profundas(dermis). Responsables de las manchas,del envejecimiento prematuro y del cáncer de piel.
Rayos UVB: llegan solamente hasta la epidermis. Provocan enrojecimiento de la piel.
Rayos UVC: son los más dañinos pero no nos llegan porque los bloquea en su mayoría la capa de ozono (si no la seguimos agujereando).

¿Qué es el Factor de Protección Solar o SPF?

Es un número que nos indica cuál es el múltiplo del tiempo que podemos estar expuestos al sol con el protector sin quemarnos. Si a los 10 minutos sin protección nos sale el eritema, utilizando una crema de protección 20 nos saldrá a los 200 minutos.
Hay que aplicarlo en la cantidad adecuada,si aplicamos sólo la mitad de la cantidad recomendada la protección disminuye.

¿Qué tipo de filtros se utilizan en cosmética?

  • Filtros químicos:

No se utilizan en la cosmética natural. Los protectores solares con filtros químicos captan la radiación y transforman la longitud de onda en otra inocua para la piel. Su efecto comienza a la media hora de la aplicación y al absorberse por la piel tienen más riesgo de producir alergias e intolerancias. Son los más utilizados en la cosmética convencional. Alguno de ellos son el PABA (acido para-aminobenzoico), ácido cinámico,las benzofenonas, el octyl-methoxycinnamate… Se ha demostrado que pueden ser disruptores endocrinos,cancerígenos,alergenos y fotosensibilizantes. 

Con ellos se consiguen fórmulas de textura invisible incluso con factores altos pero a cambio de un potencial peligro para la salud.

  • Filtros físicos:

Los protectores solares naturales o ecológicos utilizan el Dióxido de Titanio y el Oxido de Zinc. Actúan reflejado la radiación a modo de pantalla. No se absorben, por lo que son más seguros y más estables (no se degradan con el tiempo). Recientemente se han hecho estudios sobre el Dióxido de Titanio que ponen un poco en entredicho su seguridad, sobre todo cuando está en forma de nanopartículas, pues con ese tamaño si pueden penetrar por la epidermis.Se hace para disminuir el efecto blanquecino que dejan en la piel. El uso de la nanotecnología está prohibido también en la cosmética natural y siempre se utilizan SIN NANOPARTÍCULAS.

Por suerte las marcas de cosmética ecológica invierten cada vez más en innovación y ya podemos disfrutar de solares saludables con unas texturas muy agradables y casi invisibles.

  • Filtros biológicos:

Son aceites y extractos vegetales que protegen la piel de dos maneras:
neutralizan los radicales libres producidos por el estrés oxidativo de las células, pues tienen una alta capacidad reductora, evitando que dañen el ADN.
aumentan las defensas naturales de la piel. Evitan la alteración de las células inmunitarias cutáneas y nutren la piel, y una piel sana y cuidada soporta mejor las agresiones que una piel seca y agrietada.
Dentro de éstos están: las vitaminas A,C y E, los flavonoides, los ácidos hidroxicinámicos (ferúlico y cafeico), aceites vegetales como el de zanahoria, jojoba , argán y la manteca de karité, el jugo de aloe, el café, el burití (fruta rica en vitaminas A y E),la granada, conocida por su alto poder antioxidante.

 

Además de ponernos el protector debemos seguir una serie de recomendaciones,que aunque ya sabemos todos no está de más recordarlas:

-La exposición al sol debe ser de manera progresiva. Sobre todo si es la primera vez que tomamos el sol después del letargo del invierno…
-Proteger la piel desde dentro. Una alimentación rica en frutas y verduras nos proporcionará las vitaminas y antioxidantes necesarios para reforzar nuestras defensas naturales. Los aceites vegetales también nutren la piel desde dentro y en cantidad moderada no son incompatibles con la “operación biquini”.
-No exponerse al sol a las horas centrales del día (12-16 h).
-Protegernos con gorra y camiseta,sobre todo a los niños ,tanto en la playa como en el campo.
-Repetir la aplicación del protector cada dos horas, o después del baño.
Y, como en todo en esta vida, aplicar el sentido común y escuchar las señales de nuestro cuerpo.

En Verum Natura seleccionamos nuestros protectores cuidadosamente para ofrecerte una protección solar natural,  eficaz y sin riesgos para la salud. Entra aquí y echa un vistazo!!