Tras la noticia publicada la semana pasada en ABC de la sentencia condenatoria a Johnson & Johnson que obliga a pagar a la multinacional una indemnización millonaria a la familia de una mujer fallecida a los 62 años de cáncer de ovario que llevaba utilizando décadas los polvos de talco de esta marca y como respuesta a la cantidad de dudas que me habéis hecho llegar he decidido escribir este post (un poquito largo aunque lo he intentado resumir lo más posible) porque creo que merece la pena profundizar en este tema : ¿sabemos lo que le estamos poniendo a nuestros hijos en cada cambio de pañal?. Lo cierto es que los polvos de talco para la zona del pañal hace tiempo que ha caído en desuso. Ahora se utilizan más las cremas protectoras o barrera, formuladas como bálsamos y pastas al agua.

La piel del bebé es un 60% más fina y por consiguiente, más permeable a las sustancias tóxicas. La zona del pañal se trata de una piel agredida, que se encuentra en continua maceración por la constante humedad de la zona y la disminución de la transpiración producida por el pañal, por lo que debemos de tener especial cuidado con los productos que ahí se van a aplicar. Además, la mucosa anal de los bebés es una zona con una alta capacidad de absorción. De ahí que a los bebés y niños se utilice frecuentemente esa vía para administrar medicamentos (supositorios).

Qué ingredientes tóxicos pueden llevar estas cremas?

Haciendo un pequeño estudio de las cremas para cambio de pañal (incluidas las de farmacia), encontramos en ellas todos estos ingredientes:

  • TALCO: es uno de los componentes básicos de la formulación de una pasta al agua. Su peligro potencial es su posible contaminación con metales pesados y asbesto (controlado en teoría desde los años 70) y sobre todo, su intoxicación por vía inhalatoria. La Skin Deep Data Base lo clasifica de riesgo 3 (escala 1-10).
  • PETROLATUM, PARAFFINUM LIQUIDUM, MINERAL OIL: aceites minerales derivados del petróleo que potencian el efecto oclusivo, impidiendo la transpiración además de aportar una falsa hidratación.
  • OZOKERITE, CERESIN: ceras minerales que se utilizan como estabilizador de emulsiones. No tienen una toxicidad demostrada pero si que ejercen el efecto oclusivo y el consiguiente bloqueo de la transpiración natural de la piel.
  • HECTORITE: mineral arcilloso, que se añade a las formulaciones por su efecto absorbente de humedad. Es seguro para su uso en cosméticos pero con restricciones. De hecho, en la clasificación de Skin Deep le dan un grado de toxicidad 2 (de 10) y diversos estudios sobre la seguridad de éste y otros silicatos sólo reconocen su toxicidad por vía inhalatoria.
  • PEGs : productos de la industria del petróleo con riesgo de contaminación con 1,4-dioxano, potencialmente cancerígeno, además de tener un efecto oclusivo. Ya le dedicamos este post en nuestro blog. Uno que se usa frecuentemente en estas cremas es el dipolyhydroxystearate (PEG-30)
  • SILICONAS (Dimethicone, cyclomethicone…): son polímeros inorgánicos que no hidratan ni regeneran en ningún caso la piel. Sólo evitan la evaporación de agua, taponando los poros. También le hemos dedicado este artículo.
  • POLIACRILATOS: son polímeros sintéticos que se añaden a estas cremas (también a toallitas y pañales) por su capacidad de absorción de agua. En este artículo  del blog Mis Recetas Anticáncer, de la Dra. Odile Fernández nos habla de estos componentes y de algunos más que contienen toallitas y pañales.
  • IMIDAZODINYL UREA: conservante liberador de formaldehído (alérgeno y potencial carcinógeno)
  • BHT yBHA: utilizados como conservantes, son irritantes, potenciales carcinógenos y clasificados de riesgo 6 por la Skin Deep Data Base.

crema-pañal-bebe

Y las toallitas de bebé?

La propia OCU ya aconsejaba (aquí) en 2013 restringir en lo posible su uso. Estos son algunos de los ingredientes de dudosa seguridad que todavía encontramos en muchas de ellas:

  • PARABENES: conservantes que actúan en nuestro orgaismo como disruptores endocrinos. A pesar de estar restringido su uso para la zona del pañal desde abril del 2015 todavía seguimos encontrándolos en algunas marcas. Aquí podéis leer algo más sobre ellos.
  • FENOXIETANOL: conservante por el que se suelen sustituir los parabenes y al que ya dedicamos este post en nuestro blog. Tiene alta capacidad alergénica y posible neurotóxica.
  • SLS o SLES: Lauryl Sulfato Sódico o Laureth Sulfato Sódico, tensoactivos con sus conocidos problemas de sensibilización y alergias y de cambios de permeabilidad que afectan significativamente a la barrera protectora de la piel.
  • PEGs
  • PROPYLEN GLYCOL: excipiente de similares efectos a los PEGs: problemas de sensibilización y dermatitis de contacto.
  • PERFUMES SINTÉTICOS: desaconsejables por su contenido en FTALATOS, disruptores endocrinos y potenciales carcinógenos que, a no ser que especifique “sin ftalatos” lo más seguro es que los lleve cualquier producto en el que ponga “parfum”.
  • EDTA: conservante y quelante, que no es tóxico por si mismo pero tiene la capacidad de aumentar la permeabilidad de la piel haciéndola más vulnerable a la penetración de sustancias tóxicas.
  • SILICONAS, para dar una aparente sensación de suavidad en la piel del bebé.

Las cremas de pañal naturales: una opción eficaz y segura

Las cremas y bálsamos que la cosmética natural y ecológica nos ofrece se basan en el poder emoliente y protector de los aceites y ceras vegetales:

  • ACEITES VEGETALES como el de girasol, almendras dulces u oliva, que aportan a la piel ácidos grasos esenciales similares a los del manto lipídico de la piel del bebé.
  • MANTECA DE KARITÉ o CERA DE ABEJAS, forman una película grasa protectora sin impedir la transpiración natural.
  • Extractos de plantas calmantes y antiiflamatorias como la CALÉNDULA  y la MANZANILLA
  • ÓXIDO DE ZINC: secante y cicatrizante. En los últimos años ha sido algo polémico por las intoxicaciones por inhalación o por su posible penetración a través de la piel. Esto se soluciona evitando que se encuentre en nanopartículas y emulsionándolo. Así se usa en la cosmética ecológica y no tiene ningún riesgo.
  • Como antisépticos basta el mismo óxido de zinc o unas gotas de aceite esencial de lavanda para evitar la proliferación de microorganismos.

crema-balsamo-bebe

En Verum Natura siempre intentamos ofrecerte la alternativa natural, efectiva y segura para el cuidado de los más peques de la casa!!

Fuentes:

www.ewg.org/skindeep/

www.cosmeticsinfo.org

www.ocu.org

www.misrecetasanticancer.com

www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed