Los parabenes son ésteres del ácido para amino benzoico y tienen actividad bactericida y fungicida. Son ampliamente usados en la industria cosmética y farmaceútica por su eficacia como conservantes y por su  bajo coste. Los más usados son los de cadena corta : el methylparaben (E-218),el ethylparaben o E-214 ,el propylparaben o E-216 y el butylparaben.

Límites y recomendaciones actuales

La legislación de la UE permite el uso de parabenes en los cosméticos, pudiendo un mismo producto contener uno o varios de ellos.
El próximo 16 de Abril entrará en vigor la nueva normativa de la UE sobre estos compuestos. En ella se limita la concentración al 0.4% en el caso del methylparaben y ethylparaben y al 0.14% en el caso del propylparaben y butylparaben, y al 0.8% en el caso de mezclas, siendo estos dos últimos prohibidos en productos destinados a la zona del pañal, para menores de 3 años.

Queda prohibido su uso como ingredientes cosméticos el isopropylparaben , isobutylparaben, phenylparaben,bencylparaben y pentylparaben.

El gobierno danés ya los había prohibido en 2011. El Comité Científico de Seguridad de los Consumidores de la UE, tras estudiar su argumentación decidió hacer lo mismo al reconocer que para niños en edades muy tempranas (menores de 6 meses) no se podía descartar el riesgo si estos productos se aplicaban en la zona del pañal, pues es una zona susceptible de irritaciones.
Y en una hoja informativa emitido por este Comité para los consumidores concluye que: “aunque el Comité considera que ha adoptado un enfoque prudente en su evaluación, recomienda investigar más a fondo con el fin de reducir la incertidumbre y evaluar con mayor exactitud el riesgo potencial que representan para los niños los parabenos contenidos en diferentes productos cosméticos.”

Desde la OCU también se recomienda que por precaución se eviten productos con butylparaben y propylparaben si van a permanecer en la piel durante horas, como lociones corporales y cremas, sobre todo en menores de 3 años y embarazadas.