Desde que en 1928 el bioquímico francés René-Maurice Gatteffosé utilizara por primera vez el término “aromaterapia”, este uso de los aceites esenciales para armonizar cuerpo y mente se ha extendido notablemente. Básicamente consiste en aprovechar la actividad bioquímica de las moléculas que contienen dichos aceites para promover el proceso de autocuración del cuerpo.

Por qué hay que tener cuidado con ellos?

Los aceites esenciales son sustancias volátiles de composición bastante compleja con gran variedad de moléculas que sinergizan entre sí. Como son capaces de modificar las funciones fisológicas por la actividad farmacológica de dichas moléculas no debemos menospreciarlos y tener en cuenta algunas precauciones a la hora de usarlos.
Los aceites esenciales cuentan con más de 400 moléculas activas en su composición, terpenos (mono y sesquiterpenos) y compuestos aromáticos (fenoles). Por su naturaleza lipófila son capaces de penetrar a través de la piel y llegar a torrente sanguíneo por lo que, aunque se usen por vía tópica se deben mantener unas precauciones de uso:

  • No usar durante los 3 primeros meses de embarazo. A partir del 4º mes, siempre por vía externa y evitando la cintura abdominal y la zona lumbar, se pueden utilizar el de limón, mandarina, lavanda, incienso, nerolí, árbol del té, petit-grain y ylang-ylang.
  • No se pueden usar durante el embarazo los de:
    -Salvia (Salvia officinalis)
    -Romero (Rosmarinus officinalis)
    -Lavanda (Lavandula stoechas)
    -Orégano (Origanum compactum)
    -Tomillo (Thymus vulgaris)
    -Canela de China (Cinnamomum cassia)
    -Canela de Ceilán (Cinnamomun verum)
    -Cedro del Atlas (Cedrus atlántica)
    -Hisopo (Hissopus oficinalis)
    -Palmarrosa (Cymbopogon martinii var.motia)
    -Ajedrea (Satureja montana)
    -Clavo (Syzygium aromaticum)
    -Menta-poleo (Mentha pulegium)
    -Menta (Mentha piperita)
    -Geranio (Pelargonium roseumm)
    -Ciprés (Cupresus sempervivens)
    -Mirra (Commiphora myrrha)
    -Rosa de Bulgaria (Rosa damascena)

La razón es que pueden tener actividad estrogénica, emenagoga(estimulan el riego sanguíneo en pelvis y útero),hipertensora y neurológica.

  • No usar por vía oral sin supervisión médica. En caso de ingestión masiva accidental acudir a un centro hospitalario.
  • No utilizar directamente sobre la piel, siempre se deben diluir en un vehículo,normalmente un aceite vegetal, antes de ser aplicados sobre la piel.
  • Lavarse bien las manos después de su manipulación y evitar el contacto con los ojos y mucosas pues pueden causar irritación. En caso de contacto accidental aclarar con bastante agua aprox. durante 2 minutos y aplicar después una compresa con aceite vegetal durante 10 min.
  • En pacientes con alergias se debe hacer un test de tolerancia aplicando un par de gotas en el pliegue del codo.
  • Los aceites esenciales de cítricos pueden dar reacciones de fotosensibilidad por lo que no conviene la exposición solar después de su aplicación.
  • Respetar la dosificación a la hora de realizar una mezcla. Por norma general para su utilización por vía tópica se usará un 2% de aceite esencial con un98% de aceite vegetal.
  • Asegurarse que los aceites que se van a utilizar son quimiotipados (AEQT).En ellos está determinada su composición bioquímica e identificadas las moléculas activas principales.
  • Mantener las condiciones óptimas de conservación, sobre todo que no reciban luz ni calor ni oxígeno.

Y en cosmética ecológica…

En los cosméticos ecológicos aparecen al final el INCI las moléculas activas potencialmente alergénicas , como el linalool, geraniol y limoneno. A diferencia con los cosméticos convencionales éstos no son sintéticos sino que se encuentran formando parte de los aceites esenciales que se han utilizado en la elaboración del cosmético, lo que hace más difícil su oxidación. Ésta se ha visto que es la causa de las reacciones alérgicas a éstos compuestos (PubMed).