Cuidar a tu bebé con cosmética natural

Home / Bebé y niño / Cuidar a tu bebé con cosmética natural
Cuidar a tu bebé con cosmética natural

Si su apariencia es frágil su piel todavía lo es más. Nada más nacer la piel del recién nacido tiene un color rojizo que se va aclarando poco a poco en el segundo o tercer día. Entonces se va volviendo más seca y hasta escamosa, pues prácticamente en su primer baño pierde una sustancia cerosa y espesa llamada unto sebáceo, que le servía para protegerle dentro del útero del líquido amniótico. Como además pierden algo de peso los primeros días, de repente, el bebé gordito y sonrosado que vimos nada más nacer se convierte en algo más parecido a un “gollum”, con la piel seca y arrugada.
Entonces le empezamos a poner todo el repertorio de cremas que hemos ido atesorando durante meses sin fijarnos en lo más importante: su composición. Nos encontramos ante una piel extremadamente sensible (hasta 5 veces más fina que la de un adulto), por la que pierden más fácilmente agua y calor y mucho más permeable, con lo cual, aumenta la penetración de cualquier sustancia que pongamos sobre ella. Esto sumado a un sistema inmune todavía inmaduro.

La mayor parte de los productos convencionales de higiene infantil contienen sustancias tóxicas o sospechosas de serlo. Es muy importante saber identificarlas pues, la absorción de ellas es mucho mayor (ver la guía de ingredientes tóxicos). Al carecer de protección frente a los agentes externos, es importante:

  • Utilizar productos para el baño con pH neutro, con jabones suaves que no arrastren el manto lipídico (sin SLS o SLES) y sin perfumes sintéticos.
  • Hidratar la piel a diario con lociones sin perfumes ni colorantes sintéticos o aceites vegetales naturales que además permiten dar masaje.
  • Proteger la zona del pañal de irritaciones con bálsamos regeneradores o pomadas absorbentes de la humedad. Limpiar siempre que sea posible con agua y jabón evitando las toallitas con sustancias nocivas como el fenoxietanol, el bronopol o la DMDM Hidantoína.
  • Evitar la exposición directa al sol y protegerles con filtros solares físicos.
  • Utilizar ropa de algodón, evitando los posibles roces.

En la cosmética econatural encontramos productos que cubren perfectamente todas las necesidades de la piel del bebé con la seguridad de utilizar únicamente ingredientes de origen natural  y de cultivos libres de pesticidas y sustancias químicas. En Verum Natura hemos seleccionado marcas que ofrecen la máxima garantía de calidad en sus ingredientes y respetuosas con la piel de los más pequeños:

  • AMAPOLA BIOCOSMETICS, marca “made in Spain”, cuyos productos tienen hasta un 100% de ingredientes ecológicos, con aceites de primera calidad como el aceite de bebé, la leche corporal de caléndula y camomila o los bálsamos de caléndula y de bebé para evitar irritaciones.
  • LOGONA, marca alemana experta en el cuidado de la piel sensible, con productos dermatológicamente testados.
  • ACORELLE, marca francesa, nos ofrece el champú-gel limpiador, con un práctico dosificador y formulado con agua termal calmante.
  • ALGA MARIS y BEMA que nos ofrecen una protección solar natural y eficaz, sin filtros químicos y muy resistentes al agua.

Lo mejor de la Naturaleza para tu bebé!!

 

Foto: www.flickr.com Autor: WILPrZ

Deja un comentario

Your email address will not be published.