Al eliminar los parabenes como conservantes, muchas marcas de cosmética los han sustituido por el fenoxietanol (phenoxyethanol). Químicamente es un alcohol aromático, líquido viscoso, translúcido, soluble tanto en agua como en aceite, lo que facilita su uso en fórmulas con glicerina, propilenglicol y alcoholes y estable en un amplio margen de pH. Y es otro producto de la larga lista de derivados de la industria petroquímica.
Tiene efecto bactericida, de ahí su sustitución como conservante de los parabenes, al ser algo menos nocivo que éstos, pero ni mucho menos está exento de riesgos.
También se utiliza como fijador en perfumes, en repelentes de insectos y en tintes para el pelo. Fuera de la cosmética se utiliza como conservante en vacunas, en antisépticos tópicos y en anestesia.

Phenoxyethanol

Por qué puede ser peligroso?

En la base de datos Skin Deep (EWG) está clasificado como tóxico de riesgo 4/10 y aporta estudios que lo avalan como alergénico, irritante, neurotóxico e inmunotóxico.

En la UE se admite su uso como conservante en formulaciones cosméticas a una concentración del 1% como máximo. Lo considera tóxico en productos destinados a la zona perioral. En 2012 la SCCS (Scientific Committee on Consumer Safety ) aceptó la recomendación de la ANSM (Agence Nationale de Securité des Medicaments et des Produits de Santé) francesa en cuyo informe recomienda bajarla al 0.4% en productos destinados a niños menores de 3 años y la prohibición del mismo en productos para la zona del pañal.

La FDA (Food and Drug Administration) advirtió en 2008 que se retirara este conservante de las cremas para tratar grietas del pezón.

Se absorbe por vía cutánea como por vía oral (PubMed). Y hay numerosos estudios que lo relacionan con la dermatitis de contacto.

En su metabolismo se descompone en acetaldehído y fenol. El acetaldehído está clasificado por la Comisión Europea como irritante. Además se ha visto que tiene capacidad neurotóxica (PubMed) (PubMed2). Por poner un ejemplo que se va a entender enseguida: se genera en el metabolismo del etanol por el hígado con efectos mucho más tóxicos que el propio etanol pues es el responsable de los trastornos neurológicos y de la conocida “resaca”.

El fenol es inmunosupresor (disminuye la respuesta inmunitaria), tal y como demuestra este estudio del 2012.

En resumen, hay como unos 250 estudios publicados en PubMed en referencia a la toxicidad del fenoxietanol.

Como puede estar oculto en el INCI?

  • Phenoxyethyl alcohol
  • Emery 6705
  • Glycol monophenyl ether
  • Rose ether
  • 1-hydroxy-2-phenoxyethane
  • b-hydroxyethyl-phenyl ether
  • Dowanol EP/EPH
  • Arosol

Hay que tener esto en cuenta pues algunos laboratorios utilizan estos nombres menos conocidos para no tener que eliminarlo de su formulación. Es una estrategia utilizada para muchos componentes de dudosa reputación, de ahí la importancia de leer bien siempre el INCI.
Casi todos los sellos de certificación ecológica lo prohíben en su normativa, aunque todavía existen, como la Soil Association, sello británico que aún que lo permite.

En Verum Natura os garantizamos que todos los productos de nuestra web están libres de este ingrediente así como de otros conservantes sintéticos de dudosa seguridad.

Fuentes:

http://www.ewg.org/skindeep/

http://www.fda.gov/

http://ec.europa.eu/health/scientific_committees/consumer_safety/docs/sccs_q_093.pdf